15/10/14

SIR WILLIAMS: IN MEMORIAM FOREVER...


Por siempre vivirás en el recuerdo de los que te conocieron y en el corazón de tod@s







14/2/13

Nuestra celebración...




















                  ¡FELIZ DÍA DEL AMOR, EN TODA LA AMPLITUD DE LA PALABRA, PARA TODOS!

                                                              Verita{S}


6/3/12

Mi sueño, mi realidad...



Mi sueño hecho realidad en tu cuerpo de mujer.
Destilas sensualidad en cada fibra de tu sublime ser.

Alacena de mis apetitos.

No cesas de enervar La fantasía más recóndita para hacérmela realidad.

Has extraído de ti a la mujer más salvaje.
La que me inundada de flujos y me salpica con su oleaje,

Cada beso, cada gesto aceleran mis sentidos…
Cada roce, cada abrazo son como los latidos que golpean en mi mente y
Que me llevan hacia ti penetrando fuertemente más y más dentro de ti.

Es deseo lo que siento, también es amor.
Son ganas de comerte, de saborearte y en tus aromas extraviarme…

Hacer que goces tanto que pierdas el mundo de vista.
Que los ecos del placer retumben en nuestros oídos.

Y al final, consumidos ambos y bañados de ti y de mí…
Soñemos desfallecidos.


Severo.

20/11/11

Dejarse llevar o resistirse...






Cuando me dejo llevar, siento diferente.

Cuando me dejo llevar y no tenso mi cuerpo, antes del impacto, se intensifica todo. El dolor, el sentimiento de pertenencia, el universo paralelo en el que me encuentro en esos instantes, la felicidad de formar parte de algo único, la sensación de abandono a sus sádicos deseos, el llanto y la inmovilidad. Incluso el amor por el Spank.

Cuando me dejo llevar, ante una orden, cumpliéndola serenamente y con esa sensación de abandono “a mi destino” porque ese es, sencillamente, el destino al cual me sumé prácticamente, desde el primer día que conocí a Severo, entonces, de nuevo, siento tan intensamente todas mis emociones que no puedo describirlas con imparcialidad sin repetirme una y otra vez.



Cuando me resisto, más que sentir diferente, no siento… no, al menos, lo que deseo sentir.

Cuando me resisto, todo cambia. Me siento irascible, tenso mis glúteos y el dolor que siento es más intolerable, más airado. Aprieto los puños, grito de pura rabia y mis sollozos van acompañados de frases inconexas de rebelde frustración.

Cuando me resisto ante una orden, mis nervios, mi arrogante mirada y mi impetuosa negación, aparte de crearme una sensación de absoluta impotencia ante mi osada y nada deseada rebeldía, me hacen odiar completamente este comportamiento nada adecuado, pero real e imperioso como la vida misma.

Nunca dejo de descubrir nuevos sentimientos, nuevos retos y nuevas sensaciones junto a Severo, pero esas dos vertientes, dejarse llevar o resistirse, siguen siendo ajenas a mi voluntad.
Aún sabiendo perfectamente, cual me da mayor placer y estabilidad emocional, no puedo evitar, encontrarme de bruces, de vez en cuando (y aún) con la que nada me aporta, sino disgustos… pero sigo formándome para que pronto desaparezca.

Sigo formándome… sin conseguirlo.
  
Ayer sábado, por la tarde, por una grandísima estupidez, como la de que el mechero “no estaba en su sitio”, insté a Severo, de un modo nada adecuado, a ser más ordenado (sí, lo se… ¿cómo se me pudo ocurrir tamaña insensatez?)
El resultado fue: mechero volando por los aires, orden de ir a buscarlo de rodillas y recogerlo con la boca.
Y mi respuesta, ante este humillante requerimiento: negarme.

Cuando el látigo empezó a impactar durísimamente en mi culo y espalda, no las tuve todas conmigo y el orgullo empezó a flaquear. Yo… quería dejarme llevar, pero ganaba la otra vertiente, la de resistirme, en este caso ante la humillación de hacer algo así.
Ya sabéis la respuesta de cómo acabó. Ganó Severo.



Juro que jamás me había sentido tan humillada en mi vida. Y, cuando después del dolor y la humillación por las que tuve que pasar, aún me ordenó ponerme de rodillas, con los brazos apoyados en mi nuca y en un rincón, mi orgullo incrementó su ultraje, sumando al dolor que sentía, la vergüenza de verme así.
Y sí, también este post forma parte del castigo. Tenía que explicarlo públicamente.

Dejarse llevar o resistirse…

Lo único que ahora tengo claro, es que por mí, Severo, puede dejar el mechero en la nevera si así lo desea, porque no seré yo la que le diga algo al respecto.

Verita{S}


16/11/11

Solo cuando EL quiere






Esta mañana, Severo ha decido que quería tener sexo conmigo ¡quince minutos antes de que llegara el fontanero! Yo, me he negado, argumentando que faltaba poco para su llegada y que no era para nada el momento adecuado.
Ha puesto su mano en mi pecho izquierdo, y lo ha estrujado produciéndome un dolor inmenso, mientras, haciendo pinza con los dedos de su mano, apretaba mi pezón con saña. Los gritos ahogados de dolor han dado paso a grititos de alocada lujuria cuando con la otra mano se ha abierto paso hasta mi clítoris, masturbándome sin cesar.
Me he corrido sin tregua una y otra vez, hasta que horrorizada he visto que  faltaban tres minutos para la llegada del susodicho.
Solo entonces, Severo me ha dicho: se hace cuando yo lo digo, como yo lo digo, cuando a mi me apetece, cuando yo lo exijo y deseo, nunca lo olvides, Verita.
Y no lo olvido… bueno, no debería olvidarlo porque de hecho es una máxima en nuestra relación:
Cuando tengo esos días en los que mi temperatura corpórea me indica que necesito ser usada sexualmente, o simplemente, hacer el amor, lo único que no debo hacer es, decírselo, pedírselo, insinuarlo o ponerme en plan “salidillo” delante de él, porque entonces, mi amado y sadiquísimo Severo, lo que hace es disfrutar negándomelo. Esto, sumado a que hace ya muchísimo tiempo, tengo prohibido masturbarme sola, se comprende que me vuelva loca, desatando en mí la rebeldía… gran error a estas alturas, pero cuando una lo es, lo es… así que acabo con el culo ardiendo por los correazos que me llevo por “salida” y por contestona.
Después, lógicamente, me siento dolorida, “enfadada” y “me niego” a nada más que no sea “lamentarme del castigo recibido” y es entonces, y solo entonces, que Severo, si así lo desea, me posee como a él le plazca.
Puedo asegurar, que con la sutileza de la que hacemos gala las mujeres, muchas veces he intentado cambiar las reglas del juego y hacerle creer que estoy apática sexualmente y aún así, él lo “sabe” porque no se cómo, pero me intuye y me conoce mucho más de lo que yo me conozco a mí misma. Y en esos momentos de “disimulo” por mi parte, cuando lo veo sonreír ya entiendo que me ha ganado, como siempre, la partida. 

Verita{S}

28/9/11

El Tiempo


Hace mucho, mucho tiempo, pedí  la Luna y los Dioses me la entregaron en mano, envuelta en nubes de colores y atada con rayos de celofán.

Durante estos años de relación con Severo, vuelvo a reconocer, una y otra vez, la luz que emana la satisfacción de los deseos cumplidos.  La luna en mis manos…





Hace mucho, mucho tiempo, con soberbia, creí que ya había aprendido y que era una Spankee aplicada, educada, disciplinada.

Durante estos meses tuve que volver a hacer acto de contrición. A ser humilde. A pedir perdón a Severo, por no aprender nunca, por ser descarada y maleducada. Sin soberbia…






Hace mucho, mucho tiempo, leí en alguna parte, con incredulidad desmesurada, que una “pobre alma” había sufrido cien azotes y yo,  inocente de mí, creí que eso era imposible. Y temí y sonreí al mismo tiempo.

Hace tan solo unos días, de nuevo, recibí cien azotes de castigo, terribles, durísimos, penitentes. Temí y sonreí… aunque esa sonrisa llegó más tarde.






El Tiempo… difícil medirlo sino con los recuerdos.

Verita {S}

10/3/11

Consecuencias...
































 Como una de mis imagenes vale más que mil de tus palabras...
 Ninguna palabra vale más que la mía.


  Palabra de Severo y punto.

5/3/11

Besos...



                           Besos



Los he tenido con lengua y sin lengua, con pasión, con desidia, con monotonía, con saliva, con asco, con olor a café, con hipocresía, con rechazo, con lascivia, con miel, con sueños, con austeridad, con alegría, con deducción, con rabia, con pena, con pan y con vino, con vacío, con plenitud, con reacción, con pasividad, con recuerdos, con frío, sin red y sin paracaídas, con los brazos abiertos y con los puños cerrados y con la mente perdida anhelando otra realidad.
Así he tenido, así los he sentido y así he vivido, los besos entregados y los recibidos.
Hasta que llegaron los tuyos.
Recuerdo el primero, con el que casi supe de inmediato, que si los próximos seguían siendo así, mi vida cambiaría.
Y así fue, porque cuando llegaron los demás, mi cuerpo se adhirió al tuyo sin compasión alguna.
Mucho más tarde, no habría podido respirar sin sentir tu respiración junto a mí y sigo sin poder hacerlo. Sigo sin poder vivir sin tus besos.
Sigo sin poder vivir  sin tu cuerpo junto al mío, sin tus caricias y mimos, sin tu dominación y sin tu Spank impuesto tirana y juguetonamente.
Y sin tu amor. Incondicional, presente, auténtico, verdadero.
Cuando tengo que separarme de ti, vivo con tu recuerdo impregnando todo mi ser.
Cuando mi mente calla, son tus palabras, el sonido de tu voz y tus actos quienes llenan mi cerebro con dulzura en el recuerdo de lo vivido y lo que está por venir.
Invisible me siento, cuando tus ojos no me miran, aunque esto suceda, tan solo, en los momentos en los que estás en otro lugar, y aún así, basta con que te piense y mi mano, instintivamente, acaricia en el aire tu rostro, encontrándome de nuevo, visible ante el mundo y ante ti.
Te amo. Y no me caso de decírtelo. Y no me canso de oírtelo decir.
Tu objetivo único, es el hacerme feliz. Así lo proclamas a los cuatro vientos y te creo.
Creo en ti.
Una declaración de sentimientos. Una más.
Por eso, se que cuando leas este post, te arrancaré una sonrisa, en pago a todas las que tú me regalas, con tus actos, con tus palabras y con tus besos.

Y cuando mañana despiertes, como hoy, como ayer… tu boca, con el olor de la noche y tu respiración acunada durante esas horas de sueño, me besará con mi total aprobación, haciéndome olvidar, a qué sabían los otros besos, antes de conocer los tuyos.
Cuando leas este post y sonrías, deja todo lo que estés haciendo y bésame. Y si estás lejos, lanza ese beso al aire… yo lo recogeré, sintiendo un escalofrío con su llegada y lo guardaré en mi palacio de la memoria, como hago con todo aquello que me regalas día a día.


                                                  Te amo.

Verita{S}

14/2/11

Premios


Hemos tenido unos días muy ajetreados, así que  sentimos el retraso en la publicación, aceptación y agradecimiento de estos nuevos dos premios que nos llena y alegra enormemente.

Gracias Pestange, por seguirnos incondicionalmente, y a ti AnitaK, por tenernos siempre presentes y a Dánae, por disfrutar con la exposición que de nuestra relación hacemos y a las tres, por regalarnos siempre un guiño de amistad y confianza, a la hora de entregar un premio.

Aquí van, las respuestas a las preguntas que la aceptación del premio “Selo de Qualidade” requería, entregado por Pestange y AnitaK:

Nombre: Severo

Una música: The wall (Pynk Floyd)

Estado de ánimo: Serenamente Severo

Color: rojo-nalga

Una estación: invierno

Serie: mínimo cien en cada una.

Frase o palabra que dice más de ti: aprenderás y rapidito…

¿Qué piensas del premio?: un honor.


Nombre: Verita{S}

Una música: Casi toda, cuando se adapta al momento.

Estado de ánimo: “Allegro ma non troppo”, “vivace”, “moderato”.

Color: todos, sin excepción.

Una estación: invierno.

Serie: Las de intriga, inconformistas, divertidas y sorprendentes por su guión fresco y atrevido.

Frase o palabra que dice más de ti: Amor.

¿Qué piensas del premio?: Siempre es un placer recibir el reconocimiento de aquellos que nos siguen. Me gusta e ilusiona.

Y las respuestas del premio “Selo Dungeon” otorgado por Dánae:


1.    ¿Cuánto tiempo llevas dentro del mundo BDSM?
 Os remito para conocer mis inicios en este link

http://elviejosenderodelspank.blogspot.com/2009_06_01_archive.html

2.    ¿Cómo fue tu primer año de BDSM?
Idem.

3.    ¿Recuerdas a la primera persona que conociste en el mundo BDSM?
Sí y con mucho cariño.

Entregamos los dos premios a todos aquellos Blogs que siguen con la labor de difundir y expresar con su punto de vista personal, sus vivencias y experiencias, aportando así un granito de arena individual que contribuye a hacer de este, nuestro mundo BDSM más grande cada día y al alcance de todos. Todos lo merecen.